Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Manipulación y mentiras

-???-


5 trucos para manipular a tu jefe

Mentiras y manipulación > Propaganda, manipulación y desinformación

Ya sea para conseguir un aumento de sueldo o para conseguir un favor, hay técnicas para manipular a tu jefe que te permiten alcanzar más fácilmente tus objetivos.

Expertos en gestión compartirán sus trucos contigo.


5 trucos para manipular a tu jefe

1. Empieza a adularlo discretamente


En presencia de tu jefe, un paso en falso puede ocurrir en cualquier momento. Incluso es muy común hacerlo en la primera frase en el despacho de tu jefe, explica Monica Wofford, experta en liderazgo y autora de un libro sobre la neutralización de personalidades tóxicas. Si dices "¿molesto?" asomando tu cabeza en su oficina, inconscientemente, empiezas a rebajarte. ¡Por supuesto que tu jefe se siente abrumado! Di más bien, "¿le puedo robar un segundo? '". Una manera de halagar al principio... discretamente.


2. Interpreta su actitud para leer sus pensamientos


¿Está en un buen estado de ánimo? Apenas entres en su despacho, deberías saberlo. Si inclina la cabeza hacia la izquierda, es que está relajado y potencialmente favorable a tu solicitud. Pero si tu jefe se ve inclinado hacia el lado derecho es el hemisferio izquierdo del cerebro el que funciona, una señal de que necesitas tener un fuerte argumento para convencerlo.

¿Quieres conseguir un aumento de sueldo, por ejemplo? Deberías conocer también algunos conceptos de Sinergología. "Más del 80% de nuestras comunicaciones funciona a través de canales no verbales", dice Martine Sinergología Hermann, especialista y entrenadora de lenguaje corporal. Mira a los ojos de tu interlocutor. Hay un pequeño músculo en el ojo que se contrae cuando no estás a gusto: la pupila. Podemos aprender algunos trucos sencillos. Por ejemplo, si tu jefe se pellizca la nariz, es una señal de que se "siente" que lo que dices no le gusta. Son pistas que pueden ayudarte a ajustar tu argumento.


5 trucos para manipular a tu jefe. Adulación


3. Argumenta en la dirección correcta


¿Encontraste el momento oportuno para hablar con tu jefe? No pierdas la oportunidad, el coach Stéphane Malochet recomienda parafraseando una cita célebre fórmula del presidente Kennedy: no preguntes lo que tu empresa puede hacer por ti, sino más bien al contrario. La clave principal es la construcción de su visión de empresa, un proyecto profesional fuera de la lógica simple de "me lo merezco".

Más bien preferiría la siguiente lógica: "para realizarme profesionalmente necesito... para lograr de corto a medio plazo este objetivo." A menudo estarás con una sobrecarga de trabajo o una falta de recursos. El hecho de expresarlo o quejarse, a menudo es apenas audible por tu supervisor. Por el contrario, hablar con él sobre un análisis de riesgo puede conducir a que preste un oído mucho más atento. "


4. Neutralizar sus defectos


Para lograr tus metas con tu jefe, hay otro hecho que debes saber: los malos gobernantes son los más difíciles de manejar. Hay tres tipos principales de malos administradores: pasivos, agresivos y manipuladores.

Pero cualquiera que sea su naturaleza, no se pierde nada. En una relación entre un subordinado y su superior, no te olvides que el empleado tiene el 50% de la responsabilidad de la naturaleza de la relación.

Con un líder pasivo, no debes dudar en establecer plazos y ponerlo contra la pared. Y con uno agresivo, debes oscilar entre la calma y la adulación. Con el manipulador, por definición es el más complicado de manejar. Éste juega con tus debilidades. Debemos salir de los sentimientos y recuperar algo de frialdad. Formular tus peticiones con términos claros, que no están sujetos a la interpretación.


5 Hipnotízale (o casi)


Esta idea sugiere adormecer a tu interlocutor. Imponer su tempo. Hipnotízale (o casi). De hecho, el estrés genera estrés. Si tu jefe te pone presión, tendrás una tendencia natural a hablar rápido y mucho para llenar el espacio. Sin embargo esta actitud es contra-productiva. Conscientemente o no, tu jefe te manipula e impone su ritmo. O simplemente puedes romper este patrón y cambiar las cosas.

Es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto. Para ayudar a relajarte es bueno hacer la práctica regular de la respiración abdominal, es decir, llenar el estómago al inspirar y vaciarlo al expirar. Habla despacio, brevemente y haciendo pequeños silencios. Por ejemplo, para responder a una pregunta, deja caer una frase corta del tipo "de acuerdo" seguida de una larga pausa. Este es un buen comienzo.


.

Cómo descubrir la mentira y al mentiroso


LEONARDO FERRARI

Ahora puedes descubrir la mentira y al mentiroso

Descargar DEMO libro PDF


Mediante el lenguaje corporal y el lenguaje verbal podrás detectar al mentiroso.

Descubre cómo detectar infidelidades amorosas

¿Sabes cómo funcionan las maquinas de la verdad?

Aquí conocerás los secretos de las técnicas de interrogatorio para destapar al mentiroso.

Si te gusta saber cómo mentir, ésto te interesa.

Aquí verás cómo actuan los estafadores y cómo nos dominan mendiate la ingenieria social.

También conocerás el secreto de cómo nos engañan a todos como sociedad.


Sencillo, fácil y explicado con ejemplos
Lo lees y ya lo practicas


-???- | -???-