Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Manipulación y mentiras

-???-


Cómo saber si un político está mintiendo

Mentiras y manipulación > Cómo detectar mentiras

Hay una vieja broma que pregunta: ¿cómo saber si un político miente? La respuesta es: miente si mueve sus labios. En medio de una campaña electoral una respuesta más científica a esta pregunta vital puede ser proporcionada por una investigación de psicología publicada recientemente sobre la mentira en la población del Reino Unido. El análisis fue realizado sobre una encuesta a 2.980 adultos británicos. La encuesta encontró que los hombres engañan más que las mujeres, las personas mienten más a sus madres que a sus parejas y que la mayoría de las personas creen que existe algo como una mentira aceptable.



Cómo saber si un político está mintiendo

En este estudio sobre la prevalencia de la mentira se encontró que hay un grupo distinto en la población general, que dice cinco o más mentiras por día y que este tipo de mentirosos constituyen el 9,7% de la población del Reino Unido. Para más del 90 % del resto de la población, la mentira es una actividad relativamente poco frecuente. Los sujetos británicos reportaron un promedio de poco menos de dos "mentiras sin importancia" por día, y un promedio de poco menos de la mitad de un "gran mentira" por día. Aunque por lo general poco frecuente, la mentira sigue siendo más frecuente en el Reino Unido que en los Estados Unidos. Los adultos del Reino Unido tienden a considerar como lo peor el engañar a un ser querido: mentir sobre el amor, mentir a la pareja sobre con quién y dónde has estado son las más frecuentemente citadas "grandes" mentiras.

Hay un acuerdo general entre los mentirosos habituales y cotidianos con respecto a lo que constituye una gran mentira. Hay excepciones: los mentirosos habituales son menos propensos a considerar que una mentira sea "grande" el decir que están enfermos cuando se encuentran bien. En contraste con la tasa de "gran mentira" de una vez a la semana de los mentirosos de todos los días, los mentirosos compulsivos dicen casi tres " grandes mentiras" al día además de las seis mentiras piadosas que cuentan en un día promedio.

Los investigadores encontraron que los mentirosos habituales son los más jóvenes, son más propensos a ser hombres, tienen un mayor reconocimiento profesional y son mucho más propensos a trabajar en negocios y ocupaciones técnicas. Las madres son las personas con mayor probabilidad de ser mentidas y este dato está apoyado por los resultados de los mentirosos de todos los días. Sin embargo, sólo el 14,9% de los mentirosos habituales citan a su madre como el primer destino de sus mentiras. Los mentirosos habituales son más propensos que la mayoría a engañar a su pareja y a sus hijos. Ocupacionalmente, los mentirosos habituales es más probable que se encuentren entre los gerentes y supervisores que entre los trabajadores y entre la administración. Los mayores de 55 años de edad son los más mentirosos habituales. Más del 70% de los adultos del Reino Unido dice que está bien mentir para proteger a alguien o evitar herir los sentimientos; sin embargo, los mentirosos habituales son menos propensos a preocuparse por estos sentimientos heridos y son más propensos a aprobar la mentira para proteger un secreto.


Cómo saber si un político está mintiendo


En el trabajo, los mentirosos habituales son 4 veces más propensos que el resto de la población que ha sido reprendido por mentir y tienen casi 9 veces más probabilidades de haber sido despedidos por su comportamiento deshonesto. Los mentirosos habituales son también 4 veces más propensos a criticar la pérdida de un compañero debido a sus hábitos de mentir.

Un estudio publicado en la revista académica concluye que los mentirosos habituales dicen mentiras más grandes que el resto de nosotros. Con el tiempo algunas personas se vuelven condicionadas a mentir más que otros. Es decir, que pasan más tiempo en situaciones problemáticas y se vuelven más expertos en la mentira. Por lo tanto, mientras que la mayoría de nosotros decimos la verdad por defecto, hay otros que usan por defecto con más facilidad la mentira como un comportamiento aprendido. La idea de que las personas que se enfrentan a situaciones más problemáticas son más propensas a elegir la mentira sobre la verdad tiene algo de cierto en los datos del Reino Unido.

Hay una excepción en gerentes y ejecutivos que son más propensos a ser mentirosos habituales a medida que ascienden. Los altos directivos se enfrentan a decisiones más difíciles y costosas, y parecen más inclinados a utilizar la mentira en lugar de decir la verdad, porque han aprendido que es lo más conveniente. La gente miente cuando la verdad no funciona.

Las carreras de los políticos tienden a ser reflejo de las carreras de los ejecutivos porque la verdad a menudo puede no funcionar en la política. Lo que esta investigación sugiere es que si quieres realmente saber qué político en una campaña electoral está mintiendo, necesitamos en primer lugar replantear la pregunta: ¿cuáles son los "mentirosos habituales"? Decir una o dos mentiras es tan común en la vida cotidiana como para hacer algo incidental de este hallazgo. Así que la búsqueda clásica periodística de una mentira en particular es una pérdida de tiempo y no revela nada significativo. En su lugar, podría ser más útil detectar si un político está incluido en este grupo distinto recientemente identificado de "mentirosos habituales". La clásica entrevista agresiva periodística a los políticos se demuestra casi inútil en términos de detectar un engaño: son demasiado listos y están preparados para eso. Lo que sería más útil sería conocer la opinión de las ex novias y ex novios de nuestros candidatos y sus ex-compañeros de trabajo. Un debate televisado entre los ex cónyuges y los amantes del personaje político podría ser más revelador que los argumentos corrientes entre los políticos.

Los políticos mienten, probablemente más que el resto de nosotros, porque tienen que hacerlo. La gente miente cuando la verdad es un problema. Para la mayoría de nosotros durante la mayoría del tiempo, la realidad no hace que la comunicación sea un problema. Los políticos están todo el tiempo en situaciones en las que la verdad no se puede decir. Tenemos los mentirosos que nos merecemos porque no podemos soportar la verdad.

Y tú, ¿qué opinas? Puedes dejar mas abajo tu comentario.


.

Cómo descubrir la mentira y al mentiroso


LEONARDO FERRARI

Ahora puedes descubrir la mentira y al mentiroso

Descargar DEMO libro PDF


Mediante el lenguaje corporal y el lenguaje verbal podrás detectar al mentiroso.

Descubre cómo detectar infidelidades amorosas

¿Sabes cómo funcionan las maquinas de la verdad?

Aquí conocerás los secretos de las técnicas de interrogatorio para destapar al mentiroso.

Si te gusta saber cómo mentir, ésto te interesa.

Aquí verás cómo actuan los estafadores y cómo nos dominan mendiate la ingenieria social.

También conocerás el secreto de cómo nos engañan a todos como sociedad.


Sencillo, fácil y explicado con ejemplos
Lo lees y ya lo practicas


-???- | -???-